Buenos hábitos en fotografía para no perder imagenes
18615
post-template-default,single,single-post,postid-18615,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.3,vc_responsive
Buenos hábitos para no perder ninguna fotografía

Buenos hábitos para no perder ninguna fotografía

Hoy veremos una lista de buenos hábitos en fotografía. La mayoría de los errores más comunes los podemos corregir o contrarrestarlos gracias al aprendizaje o conocimiento previo. Vamos a intentar reducir al máximo la posibilidad de perder cualquier oportunidad de hacer una buena fotografía.

Tarjetas de memoria

Comprueba que las descargaste y tienes espacio suficiente. Se ordenado y limpio con tus tarjetas. Como consejo personal es mejor llevar mas tarjetas de menos capacidad, esto reducirá el riesgo de perder todas las fotos en el caso de que falle o perdamos una tarjeta.

Baterías

Siempre cargadas antes de salir y si puede ser lleva al menos dos. Comprueba el día de antes de tu salida como están tus baterías para no llevarte una decepción cuando después de hacer unos cuantos kilómetros o pegarte un madrugón hagas tres fotos y tengas que guardar tu cámara.

Lleva solo el equipo que necesites

Ten en cuenta el tipo de fotografías que quieres hacer en tu salida para llevar el equipo que necesites. No vayas cargado con todo el equipo, llevar tanto peso no es bueno si no esta justificado, aparte de quitarnos movilidad según en que entorno nos movamos así que si por ejemplo, vas a fotografiar pájaros, no lleves el macro, dos cuerpos de cámara y el trípode. Elige el equipo adecuado.

equipo fotográfico

Flujo de trabajo

Es la manera ordenada y resolutiva de hacer la cosas bien con el objetivo de tener los mínimos fallos posibles.  Por decirlo de alguna manera, los  puntos anteriores vienen resumidos en este.

Inspiración

Absolutamente todo lo que imagines ya fue fotografiado millones de veces. Observar fotos te dará inspiración para hacer las tuyas propias y además te dará idea de como hacer las fotografías antes de salir. Ese es un buen punto de partida, pero nunca debes olvidar el fotógrafo que llevas dentro para darle tu propia visión a las imágenes.

METIDOS EN FAENA

Una vez revisemos el equipo, debemos tener en cuenta otra serie de buenos hábitos en fotografía, como por ejemplo, los parámetros que tenemos configurados en la cámara, evitando que, cuando volvamos a casa y observemos las fotografías detenidamente nos llevemos sorpresas desagradables. ¡Vamos a ello!

La sensibilidad ISO

Es lo primero que debemos de mirar, para los que aún no sepan bien que significa este concepto vamos con una breve definición: la ISO es la sensibilidad del sensor a la luz, a mayor ISO mayor sensibilidad pero también mayor ruido (más se desvirtúa la imagen, se pierde nitidez, los negros dejan de ser negros) por lo tanto mayor perdida de calidad. No olvides revisar tu ISO y toma el tiempo que necesites para ajustar tu ISO y adecuarla a cada situación.

Modo de disparo adecuado en cada momento

Investiga los modos de disparo que ofrece tu cámara, si animamos casi siempre a utilizar el modo manual es para aprender y sacar el mayor partido a tus fotografías, pero hay ocasiones, situaciones o escenarios que requieren otro tipo de disparo para no perder la imagen. Es básico que estudies todos los tipos de disparo que tiene tu cámara para trabajar correctamente en cualquier situación.

Sujeta bien la cámara

Mantén tu cámara lo mas fija posible a la hora de realizar el disparo. Hay muchos factores influyentes en la nitidez de tus fotografías pero si tu cámara no esta firme, cuando disparas, ninguno de esos disparos tendrá sentido. Controla la cámara con una mano y sostén el peso sobre la otra, utiliza las cejas como punto de apoyo, corta la respiración en el momento del disparo, utiliza tu cuerpo como trípode si hace falta. No hay una regla general, pero busca al menos tres puntos de apoyo, esto mejorará increíblemente tus imágenes.

El histograma, gran aliado

El histograma te dirá la verdad sobre la exposición de tu fotografía. Si observamos la foto en la pantalla de la cámara puede que lo que muestra no sea real. Hay muchos factores que pueden hacer que se aleje de la realidad como: la calidad o calibración de la pantalla, la luz que tenemos en ese momento, etc. Aprende como rutina a mirar tu histograma y tus fotos estarán siempre bien expuestas.

Mira a través del visor de tu cámara

Muchos de vosotros seguro que nacisteis en plena era digital y os cuesta mucho no mirar la pantalla de vuestras cámaras o móviles. Mientras hacéis esto no estáis mirando por el visor y el tiempo que perdéis en tocar la pantalla para hacer ajustes puede que os haga perder muchas buenas fotografías. Prueba un primer disparo, mira a la pantalla para ver como quedo la exposición, profundidad de campo, etc, y ahora mira por el visor y no pierdas ninguna foto.

Buenos hábitos para no perder ninguna fotografía visor

Cámara en mano

No seas vago y lleva la cámara siempre en la mano o colgada al cuello 🙂 El tener que desenfundar la cámara, encenderla, quitar la tapa al objetivo y disparar hace que pierdas muchas fotos, así que no seas perezoso y tu cámara siempre a mano

Dispara en RAW

Con este formato tenemos un mundo de posibilidades a la hora de editar una fotografía. Guarda tus fotos en RAW y si ahora mismo no sabes editarlas configura tu cámara y guarda en JPG y RAW simultáneamente, ya cuando aprendas a editar ya le sacaras partido al RAW, aunque lo suyo seria que la foto estuviera bien encuadrada, expuesta y con nitidez para no tener que hacer ninguna edición.

 

Espero que estos consejos de buenos hábitos en fotografía te sean de ayuda. Cambiar de hábitos es fácil, se puede aprender a base de repetir las rutinas. Si este artículo te pareció de utilidad por favor compártelo para que los demás puedan aprender de él como tu lo has hecho.

Óscar
spiderjerusalem78@hotmail.com
No hay comentarios

Publicar un comentario